EL SEGUNDO PASEO “UNA CIUDAD PARA TODOS” REIVINDICA EL CUMPLIMIENTO DE LA ACCESIBILIDAD UNIVERSAL EN SEVILLA

Más de un centenar de personas han podido conocer de primera mano las dificultades con las que conviven a diario las personas con movilidad reducida, denunciando la pésima planificación de las obras recién ejecutadas del entorno Arco del Postigo del Aceite – Casa de la Moneda en las que las condiciones de accesibilidad universal son completamente inexistentes. La plataforma “Una Ciudad Para Todos”, conformada por2 PASEO UNA CIUDAD PARA TODOS (2) VIAndalucía, Peatones de Sevilla y la Asociación de Usuarios de Perros Guía de Andalucía, ha celebrado un paseo reivindicativo destinado a subrayar las carencias de accesibilidad universal existentes en la ciudad.

Durante la actividad, a la que han acudido más de un centenar de personas, se han producido pequeños cortes de tráfico debidos a las escasas dimensiones de las aceras. Los asistentes, entre los que se encontraban familias con sillitas de bebes, personas en sillas de ruedas y usuarios de perros guías, han conocido de primera mano las barreras arquitectónicas presentes en la Magdalena, Méndez Núñez, Zaragoza, Harinas, Arfe y Tomás de Ibarra, finalizando en la Casa de La Moneda, reivindicando la peatonalización de la calle Murillo, como continuación natural de O’Donnell y la ampliación de los acerados de Méndez Núñez. 

A lo largo de las diferentes paradas explicativas que han tenido lugar durante el recorrido, se han denunciado los importantes recortes de derechos que presenta la nueva ordenanza Municipal de Accesibilidad Universal de Sevilla en comparación a la ordenanza aprobada de manera inicial por el pleno municipal en abril de 2011, un aspecto en el que han mostrado su completo apoyo los concejales del Grupo Municipal Socialista, Juan Manuel Flores y Juan Carlos Cabrera, así como la concejal de Izquierda Unida Josefa Medrano, quienes han realizado el paseo en su totalidad.
El recorrido ha trascurrido en su último tramo por el Postigo del Aceite, una zona recien reurbanizada en la que varios asistentes invidentes han estado a punto de caerse debido a la existencia de aceras con 30 centímetros de ancho con bordillos situados casi a medio metro del suelo, una situación grave al tratarse de una zona reurbanizada a finales de 2012 que al igual que la calle Tomás de Ibarra no cumple con las normas de accesibilidad, por lo que a juicio de las entidades organizadoras podría denunciarse por vía judicial.
El Segundo Paseo “Una Ciudad Para Todos” ha permitido a los asistentes recorrer las calles del centro utilizando sillas de ruedas así como conocer de primera mano el punto de vista de técnicos especialistas en accesibilidad universal. En este sentido Mª Cruz Blanco, de Accart 21 ha recordado que “para construir ciudades universalmente accesibles no es necesario gastar más dinero sino planificar mejor”, mientras que Samir Harbi, de Adurbe Accesibilidad y Arquitectura, ha destacado en la conclusión del paseo que “la accesibilidad está en los espacios, no en las personas”.