La accesibilidad perdida en Caixa Forum Sevilla

Reiteración de denuncia y solicitud de información sobre los incumplimientos normativos en materia de accesibilidad universal del nuevo edificio CaixaForum Sevilla.

Documentación base de la reclamación:
Conforme  al informe técnico de incumplimientos en materia de accesibilidad y evacuación en caso de emergencias del edificio CaixaForum de Sevilla, realizado por la Asociación Eliminando Barreras. Informe que  amplia el informe anterior y recoge las modificaciones que ya han sido realizadas y las que faltan por realizar.

  • Antecedentes:

 

    • El pasado marzo de 2017 nuestra entidad presentó sendas denuncias ante el Defensor del Pueblo Andaluz y ante la Oficina de Accesibilidad del Ayuntamiento de Sevilla, en relación a los innumerables incumplimientos que el nuevo espacio Caixaforum Sevilla presentaba en materia de accesibilidad universal y diseño para todas las personas.

 

    • El día 11 de julio algunas personas de nuestra asociación se desplazan a Caixaforum donde son recibidas por el equipo directivo para mostrar los avances.

 

    En la visita pudieron constatar:

  • Cambio de los pomos de las puertas de los baños accesibles por manillas fáciles de accionar (aunque los pestillos de cierre siguen incumpliendo parte de la normativa). Esta modificación solo se ha realizado en los baños adaptados, cuando la normativa prohíbe los pomos en todas las puertas del edificio.
  • Sustitución de las barras fijas situadas en uno de los laterales de los inodoros de los aseos adaptados por otras abatibles. Siguen existiendo aseos en los que el espacio de transferencia es insuficiente.
  • Ampliación del ancho de las bandas de pavimento podotáctil situadas ante de las escaleras y rampas para ajustarlo a normativa. Se siguen observando incumplimientos en estas bandas en lo que se refiere al color (poco contrastado con alguno de los pavimentos, obligatorio por normativa), el tamaño y separación de las acanaladuras, y el tipo de material.
  • Se han pintado de color blanco las ranuras de las franjas de señalización situadas en el borde de los peldaños de parte de las escaleras del edificio, lo que ha mejorado el contraste, aunque siguen incumpliendo la normativa porque estas bandas no están enrasadas con el pavimento y presentan unos resaltes que hacen que exista un importante riesgo de caídas. Esto es especialmente significativo porque en algunos casos son escaleras señalizadas como de emergencia.
  • Se han colocado algunos elementos de señalización general, que siguen siendo insuficientes y no cumplen con los criterios de accesibilidad establecidos en la normativa.

Por todo ello, ya durante la visita manifestaron su disconformidad con alguna de las soluciones adoptadas y con el ritmo en el que se estaban realizando las mismas. Es más, estas reformas realizadas “a posteriori” y tras reiteradas quejas y denuncias, demuestran que no debería haberse dado luz verde al proyecto, ni licencia de obra, ni licencia de apertura a un nuevo edificio que incumple sistemáticamente la normativa de accesibilidad. Estos problemas deberían haber sido detectados y resueltos en fase de Proyecto. Existe aquí por tanto una responsabilidad legal de todos los técnicos implicados en el proceso.
Uno de los incumplimientos que más nos preocupa y que queda reflejado en el informe es la total ausencia de indicaciones y señalización de cómo se realiza la evacuación en caso de emergencia de personas con discapacidad.
Durante la visita, para nuestra sorpresa, los responsables que nos acompañaron nos dijeron que miembros de la Oficina de Accesibilidad habían dado el visto bueno a las actuaciones (no podemos constatar la veracidad de estas afirmaciones).
A día de hoy, desconocemos si con estas actuaciones la Oficina de Accesibilidad considera cerrado el proceso de intervención en el edificio.
Tenemos constancia de que posteriormente desde Eliminando Barreras se han enviado distintas quejas y reclamaciones ante el director del edificio y ante la Oficina de Accesibilidad

A la vista de todo lo anterior solicitamos:

  1. Que la Oficina del Defensor del Pueblo pida información al Ayuntamiento de Sevilla de si el edificio cuenta con todos los permisos definitivos necesarios para su apertura y puesta en funcionamiento. En caso afirmativo, el nombre de los técnicos responsables de su verificación y control.
  2. Que la Oficina del Defensor del Pueblo pida a la Oficina de Accesibilidad el plan de actuaciones que se ha consensuado con el equipo del arquitecto de la obra y la dirección de Caixaforum, solicitando el nombre de los técnicos de la Gerencia de Urbanismo responsables de su verificación y seguimiento.
  3. Que la Oficina del Defensor del Pueblo pida información a la Oficina de Accesibilidad del Ayuntamiento de Sevilla de si da por concluidos los procesos de adaptación del edificio.
    En caso de que así sea, instamos al Defensor del Pueblo a que pida responsabilidades a la Oficina de Accesibilidad por la falta de rigurosidad de sus técnicos en el seguimiento de su obligación legal de velar por el cumplimiento de los principios de “Accesibilidad Universal” y “Diseño Universal o Diseño para todas las Personas”.
    Esta obligación queda recogida, entre otros, en el artículo 9.2. de la Constitución “Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social” y en el artículo 22 del RDL 1/2013 “ (…) los poderes públicos adoptarán las medidas pertinentes para asegurar la accesibilidad universal, en igualdad de condiciones con las demás personas (…)”,
    Los técnicos responsables de las licencias tienen la obligación, concretada en el artículo 26.2 del RDL 1/2013, de denegar licencias o autorizaciones a aquellas actuaciones que incumplan la normativa en materia de accesibilidad universal y diseño para todas las personas [“todas estas normas deberán ser recogidas en la fase de redacción de los proyectos básicos, de ejecución y parciales, denegándose los visados oficiales correspondientes, bien de colegios profesionales o de oficinas de supervisión de las administraciones públicas competentes, a aquellos que no las cumplan.”], esta obligación queda también recogida en el artículo 135 del Decreto 293/2009 “ (…) el cumplimiento de las previsiones contenidas en el presente Reglamento y de las normas que lo desarrollen será exigible (…) para la concesión de las preceptivas licencias de edificación y uso del suelo, de ocupación, de apertura o funcionamiento, y para el otorgamiento de la correspondiente concesión, calificación o autorización administrativa”.
    No entendemos que se conceda licencia a edificios que presentan esta cantidad de incumplimientos de las exigencias de accesibilidad universal.
    El incumplimiento de la normativa de accesibilidad tiene consideración de “vulneración del derecho a la igualdad de oportunidades” y resulta, según el artículo 63 del citado RDL 1/2013, sancionable, de acuerdo con el régimen que establece el siguiente artículo 79 respecto de las personas físicas o jurídicas implicadas, y es susceptible incluso de la adopción de medidas cautelares en los supuestos específicamente contemplados.
  4. Que la Oficina del Defensor del Pueblo haga las gestiones necesarias para saber si el edificio cuenta con Plan de Emergencia y/o Plan de Autoprotección en caso de ser necesario este último según el Real Decreto 393/2007.
    En caso afirmativo, sería conveniente saber si se ha verificado que, tal y como recoge el CTE DB SI en su apartado campo de aplicación, se han previsto los procedimientos para la evacuación de personas con discapacidad en caso de emergencias.
    En relación a esto, en nuestras visitas no hemos visto ninguna señalización de los recorridos de evacuación para personas con movilidad reducida, que obviamente no pueden o tendrían graves dificultades para utilizar las escaleras en caso de emergencia. Esto nos parece especialmente grave en un edificio en el que además la evacuación debe hacerse en sentido ascendente desde la mayoría de los orígenes de evacuación.
    Queda, en nuestra opinión, muchísimo aún por hacer en el edificio Caixaforum para que se cumplan todos los criterios de accesibilidad que se recogen en la normativa vigente, por lo que esperamos poder contar con la Oficina del Defensor del Pueblo para que exija el fiel cumplimiento de los mismos.

Con ese deseo, y ofreciendo nuestra colaboración nos despedimos atentamente y quedamos a la espera de su formal respuesta a nuestras anteriores solicitudes.