Viandalucía se adhiere a la Red de Ciudades que Caminan

La Red de Ciudades que Caminan es una iniciativa abierta a todos aquellos municipios y entidades interesadas en mejorar la situación de los viandantes a través de la puesta en marcha e intercambio de iniciativas que se dirijan a mejorar la accesibilidad universal, la seguridad vial y el propio medioambiente.

La importancia del caminar en los nuevos modelos de movilidad sostenible de carácter urbano es fundamental, siendo clave a la hora de planificar configuraciones urbanas amables con el conjunto de sus habitantes. En este sentido es necesario recordar que todos somos peatones y que por lo tanto cuando beneficiamos los desplazamientos a pie así como la propia estancia peatonal, contribuimos de manera directa a mejorar la cohesión social de nuestros municipios así como la igualdad de oportunidades en el uso y el disfrute del espacio público. El Libro Verde de Medio Ambiente Urbano, documento que estableció el marco conceptual de la Estrategia Española de Medio Ambiente Urbano, establece la importancia del caminar en las políticas que deben asumir los municipios, de manera que “al igual que el planeamiento se preocupa de la definición del viario general, hace falta también que se establezcan las redes peatonales, es decir, el conjunto de vías urbanas y periurbanas en las que se adoptan soluciones y prioridades que hacen cómodos y seguros los desplazamientos a pie”.

La Estrategia Española de Movilidad Sostenible indica como uno de sus objetivos genéricos el cambio modal hacia modos más sostenibles en el ámbito urbano como el caminar, la bicicleta, el transporte colectivo y el coche compartido.

Uno de los aspectos fundamentales en los que trabaja la red reside en mejorar la accesibilidad universal en los espacios y los transportes públicos de los municipios, entendiendo la movilidad como un concepto verdaderamente amplio que debe ser administrado en base a lograr la autonomía personal de todas las personas, tengan o no algún tipo de diversidad funcional, de manera que sea posible ofrecer desplazamientos de calidad al conjunto de los usuarios, con indiferencia de que se desplacen en silla de ruedas, empujando un cochecito de niños o usando un perro guía de acompañamiento.

Los municipios que estén interesados en pertenecer a la Red de Ciudades que Caminan sólo tienen que solicitarlo por escrito (el modelo de solicitud puede descargarse en la web) además de proceder a la firma pública de la Carta Internacional del Caminar. Cualquier persona o entidad interesada en colaborar con el proyecto puede proponer a su municipio la adhesión a la red y dar a conocer el proyecto a través de su web o blog.