Asociaciones demandarán la nueva Ordenanza de Circulación por permitir las bicicletas en las aceras

Contacto Prensa: Coral Hortal Japón: 681 398 714; Daniel Romero Lagares : 681 398 714 

Plataforma Una Ciudad Para Todos recuerda que el Tribunal Supremo acaba de ratificar la imposibilidad de legalizar la circulación de ciclistas en espacios peatonales a través de ordenanzas locales, situación que ha llevado al Ayuntamiento de Zaragoza, pionero en permitir la convivencia entre peatones y ciclistas, a eliminar dicha posibilidad.

Acera bici recién instalada, Avenida Alvar Núñez

Acera bici recién instalada, Avenida Alvar Núñez

Las entidades integradas en la Plataforma Una Ciudad Para Todos (Asociación de Usuarios de Perros Guía de Andalucía, Peatones de Sevilla y Viandalucía) han comenzado a trabajar para llevar a los tribunales al Ayuntamiento de Sevilla por permitir, a través del artículo 46 de la Ordenanza de Circulación, la circulación de bicicletas en zonas peatonales y en aceras de más de cinco metros, una modificación que ha sido ocultada en los dos borradores que se dieron a conocer con anterioridad, incluyéndose por sorpresa en el último momento.

Asimismo desde la plataforma recuerdan que recientemente el Tribunal Supremo ha fallado en contra de la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas de Zaragoza indicando que “no cabe legalmente que peatones y bicicletas circulen por un mismo espacio”. La sentencia incluso menciona específicamente a la anterior normativa de Sevilla defendiendo que la razón por la que aquélla fue considerada ajustada a derecho se encuentra en que “preveía la existencia de un específico carril­bici desgajando una franja de acera y, por tanto, manteniendo la separación espacial entre peatones y bicicletas ” reafirmando que los ciclistas sólo pueden circular por las “aceras­bici” señalizadas como tal, un aspecto que no se cumple en la actualidad, por haber sido ocultado adrede a la opinión pública, a pesar que el Ayuntamiento de Sevilla continúa hoy en día instalando tachuelas para delimitar “aceras­bici” en las zonas peatonales.

En este sentido las asociaciones denuncian que llevan cerca de dos años esperando que el Ayuntamiento realice campañas de concienciación y multas para evitar la circulación de ciclistas por las aceras, un aspecto al que se comprometió el propio alcalde de la ciudad por escrito tras la queja presentada por la plataforma ante el Defensor del Pueblo Andaluz. En opinión de las entidades el Gobierno Municipal les ha mentido deliberadamente desde un principio puesto que tenían planeado permitir las bicicletas por las aceras desde que ganaron las últimas elecciones municipales, aspecto que ha quedado al descubierto con la nueva normativa aprobada por el Gobierno de Juan Ignacio Zoido.

Sevilla 17 de septiembre de 2014