Propuestas de Viandalucía para las elecciones municipales

La asociación VIandalucia presenta  a los partidos políticos que concurran a las  elecciones municipales de  2015, unas propuestas  para incluir en sus respectivos  programas, el objetivo de ellas es conseguir la igualdad de derechos del colectivo de personas con diversidad funcional, tradicionalmente discriminado y excluido de la participación social. Teniendo como base  jurídica  la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU (13  de diciembre de  2006, ratificada por España en mayo de  2008),  todo municipio andaluz deberá ajustar sus ordenanzas municipales sobre accesibilidad, movilidad, sus planes respectivos, sus planes de empleo, vivienda, las ayudas técnicas, las licencias de apertura de comercios y espacios públicos y de pública concurrencia, a dicha Convención y a la legislación emanada a partir de ella.

  1. Ordenanzas de Accesibilidad, Urbanismo, Transporte y Vivienda. Pese a la numerosa legislación existente a propósito de estos asuntos, constatamos que, en su mayoría, no se cumplen en uno u otro grado. Los municipios andaluces se ceñirán al cumplimiento estricto de la Convención y de las leyes surgidas de esta, así mismo elaborarán planes de actuación que deberán ser completados en el menor plazo posible. Se establezca un cupo de viviendas adaptadas dentro del parque de viviendas de protección oficial.
  2. Empleo. Deberán cumplirse los cupos de reserva recogidos en la normativa. Las ofertas de empleo municipal tendrán en cuenta la diversidad funcional del individuo a la hora de hacer los ajustes precisos para poder llevar a cabo la labor ofertada. En ningún caso la diversidad funcional del individuo debe servir como excusa para la exclusión o discriminación de las personas con diversidad funcional que sean aspirantes a un puesto de trabajo, sino que determinará los  ajustes necesarios en cada caso.
  3. Ayudas técnicas. Tanto las ayudas domóticas, orto protésicas, y todo lo relacionado a esto jamás se debe convertir en un negocio lucrativo. Por el contrario cada municipio facilitará en lo posible dichas ayudas tanto a través de los servicios sociales o favoreciendo y potenciando la creación de cooperativas o microempresas que, con bajo coste, realicen estos trabajos de reparación y mantenimiento.
  4. Asistencia personal. Dentro de lo establecido por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, los municipios a través de los-as trabajadores-as sociales ofrecerán preferentemente la asistencia personal a toda persona con diversidad funcional que se acoja a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia. Del mismo modo, los entes locales establecerán planes de mejora de las prestaciones económicas de la mencionada Ley de tal modo que resulte una prestación al menos equiparable a la de ser internado en un centro residencial, lográndose así que dicha prestación sea más atractiva que ahora, y que se ajuste mejor al espíritu y letra de vida independiente promulgado por la ONU en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.