Rueda de prensa. Padres imputados en León por reclamar la incusión educativa de su hijo con síndrome de Down

Los padres del niño con síndrome de down que reclaman la inclusión educativa de su hijo y el respeto de su integridad física y moral, imputados por un presunto delito de abandono familiar.

Rubén en la ludoteca de Amidown [Clic para ampliar la imagen]

La Asociación SOLCOM convoca una Rueda de Prensa el próximomartes día 29 de octubre a las 10:30h, en el Juzgado de Instrucción Nº3 de León, con motivo de la imputación de los padres de Rubén, un niño con Síndrome de Down, por un presundo delito de abandono familiar.

Juzgado de Instrucción Nº3 de León. Avda. Ingeniero Saez de Miera (León) Localización

El menor desde los dos años de edad estudiaba en inclusión, en su colegio ordinario contando con los apoyos necesarios, estaba plenamente integrado y su desarrollo estaba siendo muy satisfactorio a todos los niveles, hasta que, durante el curso escolar 2009/10 fue víctima de graves conductas discriminatorias, vejaciones y malos tratos físicos y morales por parte de algunos profesores de su centro escolar.

Sus padres denunciaron, en marzo de 2011, dichas actitudes discriminatorias y vejatorias ante la Dir. Prov. de Educación. Previamente habían presentado al menos 7 escritos denunciando detalladamente los hechos. La Dirección Provincial contestó negando estos hechos, cuya veracidad ha sido probada posteriormente en el proceso judicial. En mayo de 2011 se formuló la denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de León.

En Junio del mismo año, la decisión del Centro y de la administración educativa fue la de segregar al menor del sistema educativo público ordinario, y la Junta de Castilla y León autorizó la escolalización de Rubén en un Colegio público de Educación Especial.

Los padres, no estando de acuerdo con esta decisión, decidieron asumir la responsabilidad y el coste de la educación de su hijo, contratando profesores particulares especializados. Al mismo tiempo, presentaron un procedimiento especial de derechos fundamentales ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número uno de León. Dicho Juzgado desestimó el recurso y la sentencia fue recurrida en apelación ante el TSJ de Castilla y León, que con fecha 13 de marzo de 2013 dictó sentencia desestimando nuevamente el recurso.

El pasado mayo de 2013, los padres de Rubén, con el apoyo de SOLCOM, presentaron un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para defender no sólo la integridad moral del menor, que fue objeto de malos tratos físicos y morales, sino también reclamar su derecho a estudiar en el sitema educativo ordinario con sus apoyos necesarios.

Ahora estos padres se encuentran imputados por la Fiscalía por un delito de abandono familiar por no estar de acuerdo con la decisión unilateral de la Administración de segregar al niño. No podemos menos que denunciar públicamente este atropello de las administraciones públicas, que parecen desconocer los tratados de Derechos Humanos fundamentales.

Noticias relacionadas: