El incumplido derecho a la accesibilidad universal

En una calle Sevillana los manifestantes portan una pancarta que dice: Es la falta de accesibilidad la que genera discapacidad
En una calle sevillana los manifestantes portan una pancarta que dice: Es la falta de accesibilidad la que genera discapacidad

El 29 de noviembre de 2013 se aprobaba el real decreto legislativo 1/2013 a nivel nacional. En él se daba como plazo máximo improrrogable para el cumplimiento de este derecho humano la fecha del 4 de diciembre de 2017. En lo referente a accesibilidad universal, desde hace más de 2 años vivimos en la ilegalidad con la lógica imperante de que nos encontramos ante un derecho humano de segunda categoría o menos. La inacción de las distintas administraciones en este sentido resulta indignante y preocupante.

El 4 de diciembre de 2019, previa convocatoria de VI Andalucía y Eliminado Barreras y con la colaboración de la asociación AZAAR, la ciudadanía sevillana consideró apropiado y necesario manifestarse en contra de la situación existente, reivindicando cambios necesarios para alcanzar la tan necesaria accesibilidad en la capital andaluza y en el resto de nuestra tierra.

En concreto, es lamentable destacar el fracaso rotundo del ayuntamiento de Sevilla y de la junta de Andalucía en el cumplimiento de las competencias que a cada cual corresponden.

La manifestación reivindicativa marchó desde la Puerta de Jerez hasta la Plaza Nueva, con la afluencia de muchas personas y la adhesión de distintas entidades y organizaciones ciudadanas, quedando patente que la accesibilidad universal es una cuestión que afecta a toda la población y no sólo a las personas con diversidad funcional. A todas ellas queremos expresarles nuestro agradecimiento. 

Tanto los carteles portados como los lemas coreados, dejaron patente que se están vulnerando sistemáticamente derechos humanos como los de vivir de forma independiente e incluidos en la comunidad. También quedó patente quiénes son los últimos responsables de que esto suceda.

 Es necesario buscar del modo posible el cumplimiento de la justicia y en este caso se hizo. La obligación del pueblo es ser testigos y pronunciarse públicamente ante la injusticia que se comete contra él. En este caso, diferentes habitantes de la ciudad así como personas venidas desde fuera han cumplido con su deber. Ese día y este han sido propicios para señalar a los responsables de que se discrimine a muchas personas no cumpliendo la ley, con el fin último de que quienes nos gobiernan hagan suyas nuestras peticiones y por fin podamos estar orgullosos de nuestra ciudad en el terreno de la accesibilidad universal. Cada cual tiene que cumplir con su obligación, esperamos que así sea.

Deja un comentario