No tengo mucha privacidad, pero ojo con tocármela

Dos llaves sobre una roca.
Dos llaves sobre una roca. Cortesía de Paula Verde

ARTÍCULO 22 – RESPETO DE LA PRIVACIDAD

Ninguna persona con discapacidad, independientemente de cuál sea su lugar de residencia o su modalidad de convivencia, será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, familia, hogar, correspondencia o cualquier otro tipo de comunicación, o de agresiones ilícitas contra su honor y su reputación. Las personas con discapacidad tendrán derecho a ser protegidas por la ley frente a dichas injerencias o agresiones.

Los Estados Partes protegerán la privacidad de la información personal y relativa a la salud y a la rehabilitación de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones con las demás.

https://viandalucia.org/articulo-22-respeto-de-la-privacidad/

Deja un comentario